El lazarillo del siglo 21

Hombre guiado por perro lazarillo

“Lazarillo” de la agencia TBWA de Madrid - iddeco.net

*Por Claudio Gregoire.

No hay vínculo más fuerte, intenso, enriquecedor y fiel que el de una persona ciega y su perro guía. Tal vez usted ha tenido la fortuna de ver a un discapacitado visual y su compañero, recorrer las calles de alguna parte del mundo. La  escena es realmente conmovedora, pues no sólo refleja la enorme utilidad que tienen estos animales para sus dueños, sino también su cariño mutuo y sincero.

Y no puede ser para menos: el perro lazarillo es mucho más que una mascota o un entrañable compañero; su rol es ser los ojos de quien no puede ver, su guía para una movilidad tranquila, segura y más eficiente por las calles de la ciudad.

Hoy en día, en la contemporánea sociedad de la información, los territorios físicos –ciudades, pueblos o metrópolis- no son el único lugar por donde debemos desplazarnos. También existe otro mundo para recorrer o navegar, un espacio virtual de mayor complejidad y abstracción, y donde, querámoslo o no, debemos internarnos para ser parte de la vida laboral, social y ciudadana.

Internet, los ordenadores, teléfonos móviles, televisión, radio, diarios digitales, entre otros dispositivos y plataformas, son parte de este nuevo territorio, el que al igual que el “material”, no está diseñado ni preparado para los discapacitados. Pero tal como el ser humano fue capaz de adaptarse al mundo “real” domesticando a los maravillosos perros guías, hoy en día, existen empresas que también han puesto a funcionar sus capacidades e inteligencia, creando verdaderos lazarillos para este siglo 21.

Esta vez, los guías no son perros, ni otros animales. Esta vez, el rol lo cumplen software accesibles, por lo que nombres como Bobby, Negrito o Cachupín, han cambiado por Jaws, NVDA, Voice over, Mobile speak, Talks y tantos otros.

¿Cuál es su función? Al igual que un perro guía, ayudan a que los ciegos nos podamos desplazar con tranquilidad y seguridad por distintas plataformas tecnológicas, poder acceder y generar información, y ser parte de sus redes sociales, entre otras aplicaciones y utilidades.

El aporte de estos nuevos lazarillos es tan invaluable como el de los perros guías. Pero lamentablemente, por desconocimiento y alto costo, su uso no está totalmente masificado. Sin embargo, lo valioso es su existencia, y la presencia de empresas que se preocupan de fabricarlos y adaptarlos para que todos podamos navegar en este nuevo mundo.

El desafío está en hacerlos cada día mas económicos, ampliar su cobertura no solo a países desarrollados, y que los ciegos podamos capacitarnos rápidamente en su uso, ya que al igual que los perros guías, estos nuevos lazarillos pueden llevarnos de forma eficiente y segura por un nuevo mundo, un mundo lleno de desafíos, aventuras y posibilidades.


*Psicólogo, www.claudiogregoire.com

Anuncios

Un pensamiento en “El lazarillo del siglo 21

  1. Pingback: ¿Gafas tecnológicas o perros guía para personas ciegas? - Optica Barakaldo : Optica Barakaldo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s