Opinión: “Padres al teclado, ¡apliquen filtro!”

Padres que buscan información sobre discapacidad de sus hijos en internet

Imagen: antena809.com

*Por Leonardo Estrada P.

Es común que entre los “nuevos padres”, los que corresponden a mi generación y a parte de los padres de la generación anterior) el uso de las redes sociales y de las TICs sean herramientas recurrentes, tanto como ayuda técnica o como fuente de información. Y como fuente de información, las TICs, las redes sociales y la internet pueden ser un excelente recurso, así como también pueden transformarse en un riesgo concreto, en particular en aquellos casos en los que el diagnóstico del niño sea poco común o altamente impactante en lo funcional.

Una pareja de padres llegó muy angustiado a consultar a Terapia Ocupacional en Chillán, ambos bordeaban los 35 años y traían a su primera hija, diagnosticada con hipotonía en el hemicuerpo izquierdo y retraso en el desarrollo psicomotor. Al preguntarles acerca de lo que sabían en relación al diagnóstico, ambos me dijeron que sabían sólo lo que habían encontrado en la internet y que no estaban de acuerdo con el diagnóstico. Además, estaban bastante angustiados pues sabían que lo que los especialistas les habían dicho podía ser la expresión de un síndrome más complejo.

En este caso, dos padres solos y ávidos de información para tomar acciones para ayudar a su hija habían caído en la angustia debido al exceso y disparidad de información. Sabían que la hipotonía era un tono muscular bajo, pero no tenían idea de las implicancias de eso, del impacto funcional. Encontraron información, pero sólo lograron aumentar la ansiedad producto de la falta de una guía técnica que pudiese explicar las implicancias del diagnóstico clínico en el día a día, que era lo que a los padres les interesaba saber.

También lograron encontrar tratamientos complementarios y tratamientos alternativos (hago la diferencia radicalmente). Me contaban que querían intentar con la acupuntura como tratamiento complementario, pero que otros padres explicaban lo bien que les había ido con un cambio radical de la dieta (usado como tratamiento exclusivo, por tanto, alternativo). ¿Cómo decide un padre lo mejor para su hijo en situación de discapacidad si su fuente de información es un bullidero de datos que pueden o no ser efectivos, validados o incluso, reales?

Un montón de palabras técnicas incomprensibles dichas por un especialista o ver a un hijo altamente impactado en su funcionamiento diario impulsan a los padres a encontrar soluciones inmediatas, y qué más inmediato que la Internet. Sin embargo, el cúmulo de información en la red es tan grande, rápida y diversa que muchos padres, más que encontrar la solución a sus problemas, se ven sobrepasados, se angustian y muchas veces, son engañados. Por supuesto, un padre informado está empoderado y por lo tanto, es más efectivo como cuidador y actor social. Pero sin una guía técnica que oriente esta información, puede caer fácilmente en errores comunes que no generarán impacto alguno en la calidad de vida de su hijo. Es por ello que cada padre es invitado a recorrer la internet libremente en busca de alternativas e información, pero siempre que refieran lo encontrado a un profesional de confianza que pueda aterrizar la información.

“¿Sirve la chía para la estimulación cognitiva? Encontré este artículo en la internet”, comentaba una madre hace días. Me mostró una propaganda. No hay estudios respaldando aquello (al menos yo no encontré). ¿Se entiende la idea?

*Terapeuta Ocupacional. En Twitter @YoSoyLeon.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s