Opinión: El Sesgo de la Técnica y la Inclusión Social

Por Leonardo Estrada – Terapeuta Ocupacional.

Dos personas en silla de ruedas utilizan notebooksEn el uso y el abuso de las tecnologías asistivas, nuevas tecnologías de la información, herramientas tecnológicas que apoyen (directa o indirectamente) la Inclusión Social, he podido observar una realidad que escapa de este ámbito y se instala en el cotidiano proceso de solucionar un problema: la masificación de la técnica.

Suena lógico, ¿verdad? Pero no lo aplicamos en el día a día, no lo usamos como un criterio.

Desde la forma en que nos ofrecen el último adelanto tecnológico hasta el remedio que aconsejamos al amigo que tiene los mismos síntomas que usted alguna vez tuvo usted, muchas de las soluciones que hemos encontrado son compartidas y aplicadas sin pensar en un criterio básico: cada persona es un mundo particular.

De esta forma, la técnica expresada en herramientas, tecnología o conocimiento, también se masifica, presentándose como soluciones universales sin considerar que existen variables personales que pueden hacer más o menos efectiva una técnica en particular. Claro, podemos hablar de criterios estadísticos, pero ¿no es la estadística un enemigo natural de la Inclusión? Por otro lado, muchas de las soluciones que otros generaron a mí me ayudaron, pero ¿no fue esto luego de una evaluación acerca de la aplicabilidad de esa técnica en su caso en particular?

Las iniciativas orientadas a la Inclusión Social y el respeto a la Diversidad Funcional no son muy compatibles con la masificación que caracteriza a nuestra sociedad. Debemos potenciar las iniciativas que busquen el compartir una solución, a la vez que se generen tantas variantes de dicha solución como realidades distintas requieran de la técnica. Una suerte de “Ley General” que pueda modificarse según la necesidad de cada quien. ¿Cuántas iniciativas o ideas conocen así?

Yo quiero exponer hoy una de ellas. Existe mucho material que busca desarrollar en niños sin discapacidad la conciencia de la diversidad funcional y la inclusión como criterios sociales. Sin embargo, esta estrategia es en sí masificadora, y olvida un proceso paralelo e independiente: la adaptación psicosocial del niño y el adolescente con diversidad funcional a su situación en relación a la funcionalidad “común”. ¿Qué tanto sabemos de esta realidad?

Existe una iniciativa orientada a desarrollar esta conciencia y generar estrategias de inclusión, abordando la difícil etapa de la pre adolescencia, en niños con diversidad funcional. Esta idea es interesante, novedosa y necesita de mucho apoyo para su desarrollo. Es por eso que quisiera difundir entre ustedes una encuesta, orientada a personas en situación de discapacidad física, que busca rescatar la experiencia personal en el proceso de adaptación a la diversidad funcional, de manera que podamos obtener una percepción real y personalizada (no masificada ni nacida desde la técnica).

Para acceder a la encuesta, deben hacer clic en https://es.surveymonkey.com/s/PFJ26KV.

 

¿Conoces más iniciativas como ésta? ¿Cómo podemos ayudar a difundirlas?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s